Bicletas de Gravel: Descubre esta disciplina de ciclismo

Las biciletas de Gravel son polivalentes y divertidas. Son igual de cómodas sobre asfalto que sobre pistas de tierra.

¿Ye imaginas  una bicicleta de carretera que pueda usarse por senderos llenos de barro y caminos sin asfaltar?

La bicicleta gravel es un híbrido perfecto entre una bicicleta de montaña y carretera y ha llegado para quedarse. Es una bicicleta todoterreno, muy cómoda y que ofrece diversión a quien la pilota.

¿Qué es el gravel?

El gravel es una disciplina de ciclismo que se lleva a cabo sobre una bicicleta similar en diversos aspectos, a las bicicletas de carretera de gran fondo. Al igual que éstas, cuentan con manillar curvo. No obstante, las ruedas se han adaptado para que se puedan usar fuera del asfalto.

Están pensadas para las carreteras alejadas del tráfico, sin que se tenga en cuenta su estado de conservación, y sobre todo las pistas de grava o arena.   

Pero con estas bicis también podemos ir senderos fáciles, aunque se aconseja que estén limpios, libres de piedras y raíces.

Por lo tanto, el Gravel podemos definirlo como un apasionante ciclismo de aventura, que suprime las posibles inconvenientes de una bicicleta de carretera.

Las bicicletas de gravel unen la brecha entre ciclistas de montaña y ciclistas de carretera.

¿Qué tienen de especial las bicicletas de gravel?

Hay tres conceptos básicos que hacen que las bicicletas de gravel sean tan emocionantes.

Para comenzar, son ligeras y rápidas . De hecho, estas son las bicicletas más ligeras y rápidas que puedes conducir en diferentes terrenos.

Ciclismo de Gravel

Esto no significa necesariamente tengas que ir rápido, pero probablemente lo harás, está en la naturaleza de estas bicis. Pero no son solo las bicicletas las que siguen esta filosofía; Todos los equipos, incluidas las bolsas, siguen un concepto minimalista. Son ligeros y funcionales.

En segundo lugar, las bicicletas de gravel están pensadas para ir a cualquier parte, por todo tipo de caminos. De hecho, tienen una estética y una configuración parecida a las bicis de carretera, pero son adecuadas para moverse también por zonas verdes y senderos de grava. Además, si diseño está pensado para ser lo más cómodo posible en las largas rutas. Este es el motivo por el que, muchas veces, tengan  sillines amplios y espaciosos y con alforjas en las que transportar objetos.

Y, finalmente, el tercer y más importante principio de las bicicletas de gravel, se trata de divertirse y disfrutar de tu viaje. Por supuesto, cada persona tiene su propia idea de diversión, pero las bicicletas de gravel no son para destruirte a ti mismo en el pelotón.  las de gravel son más adecuadas para quienes, simplemente, quieren disfrutar del ciclismo rondando cómodamente por todo tipo de senderos.

Es el espíritu de la aventura, el deseo de descubrir algo nuevo y la diversión de montar que nos mantiene en movimiento. El espíritu alegre y despreocupado de explorar. Estos son los lemas que hacen que las bicicletas de gravel sea increíblemente atractivas.

Características de las Bicletas de Gravel

Bicicleta de Gravel

Una de las mayores diferencias respecto a las bicis de carretera, que las de gravel es incluyen un paso de rueda superior.

Por lo general, las medidas habituales de los neumáticos de serie en estas bicis suelen rondar los 700 x 35 hasta los 700 x 40 de forma aproximada. No obstante, hay diversas medidas tanto inferiores como superiores y también distintos dibujos.

Con las bicicletas de gravel puedes hacer largas distancias sobre cualquier superficie y terreno.

Es muy habitual ver ciclistas viajando con bicis de gravel  parrillas portabultos o en modo Bikepacking.

Precisamente para facilitar la faceta más viajera y aventurera de este tipo de bicis, encontraremos tanto en el cuadro como en la horquilla, múltiples roscas repartidas estratégicamente.

Estas bicis están pensadas para que puedas poner distintos portabultos, guardabarros, portabidones, bolsas y todo aquello que podamos requerir para viajar.

Además, las bicis de gravel suelen incluir los frenos de disco y  pedales de MTB.  

Y también el monoplato, siempre que podamos adquirir de una gama media/alta de componentes, y contemos con un cassette de gran rango.

Los primeros modelos suelen tener el conocido doble plato, que no es tan “atractivo” como el monoplato, pero de igual forma es válido sobre todo para los ciclistas que comienzan con esta disciplina. 

También hay que hacer referencia a los manillares. Aunque físicamente se parecen a los de carretera, son más abiertos en sus laterales. Esto significa mayor confort a la hora de realizar largas distancias y en una posición más cómoda a la hora de darle al freno y cambiar la marcha.

Como todos los tipos de bicis, existen bicicletas de gravel de gama baja, media y alta, y distinto materiales para el cuadro.

Por otro lado, lo más común es que este tipo de bicis sean bastante cortas. Esto es debido, sobre todo,  a que sus diseñadores las hacen lo más compactas posible para que resulten más manejables.

Por normal general, los modelos más económicos suelen ser de aluminio. Los modelos de gama superior suelen ser de carbono o incluso de titanio.

Aunque resulte algo singular, el acero suele usarse también en la disciplina gravel, debido que este material aporta una serie de propiedades elásticas a las que carecen de suspensiones para maximizar la comodidad y además le dan una apariencia retro.

Ahora que hace buen tiempo, y en la zonas de campo al atardecer se está de maravilla, un paseo en una bicicleta de gravel es una gran actividad para hacer deporte. Y recuerda que no es necesario que te compres la más cara para empezar, para eso siempre hay tiempo.

Si además quieres acompañar tu bicicleta con una buena equipación de ciclismo, en nuestra tienda online encontrarás una amplia gama de maillots y culottes con la mejor relación calidad-precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *