Prueba de Esfuerzo para Ciclistas ¿Por qué debes de hacerla?

Todos sabemos que los deportistas profesionales están sometidos a intensos planes de entrenamiento y cuidan además su alimentación y se someten de forma periódica a diversas pruebas de salud y rendimiento.

Una de las pruebas más importantes es la de esfuerzo. A pesar de la falsa creencia de que este tipo de pruebas solo las deben de hacer los deportistas profesionales, lo cierto es que todas las personas que realizan deporte o actividad física de cierta intensidad deben de hacérsela.

De hecho, es cada vez más común que los aficionados al deporte se sometan a pruebas de esfuerzo antes de cada temporada por los importantes beneficios que conlleva hacerla.

El ciclismo es un deporte bastante exigente, por lo que el realizar una prueba de esfuerzo para poner a prueba tu cuerpo, desde tu capacidad pulmonar hasta tu corazón es algo muy importante.

El precio de este tipo de pruebas oscila entre los 70 y 180 euros aproximadamente, pero realmente vale la pena hacer esa inversión por nuestra salud.

¿En qué consiste una prueba de esfuerzo?

Hay que tener claro que no se trata de una sola prueba de esfuerzo, es un conjunto de varias pruebas algunas muy simples y otras tienen mayor complejidad. Nosotros vamos a hablar de las pruebas comunes que se basan en un test que incluye varias pruebas que miden distintas variables.

Las pruebas se hacen en un centro médico especializado que incluye cicloergómetros en los que se imita el pedal de una bici. No obstante antes de pedalear en esas bicis estáticas los médicos hacen un estudio en el tendremos que indicar nuestra edad, historial médico así como los hábitos de vida, etc.

También te realizarán una exploración clínica completa en la que se miden dismetrías y posibles desviaciones en la columna vertebral. Es común realizar un estudio del tipo de pesada, y en el caso de ciclistas también el pedaleo.

Test de Esfuerzo para Ciclistas

Ciclista realizando prueba de esfuerzo
Ciclista realizando prueba de esfuerzo

Una vez que se realizan esas pruebas, comienza el test que mide:

La capacidad pulmonar mediante un espirómetro. Se miden ciertos parámetros con la expulsión de aire. El FEV1 es el volumen espirado forzado en el primer y segundo y el FVX es la capacidad vital forzada. El índice Tiffeneau es el parámetro que indica la máxima capacidad de aire que se puede movilizar.

También se hace un estudio cineantropométrico. Gracias a el podemos saber la composición corporal, así como la forma, proporciona y la capacidad cardiorespiratoria. Con este tipo de prueba sabremos cual el el somatotipo, que se trata de saber si somos endomorfos, mesomorfos o ectomorfos.

También realizará un consumo de oxigeno. Se conoce datos como el consumo máximo de oxigeno (VO2 máx) y el consumo máximo de oxígeno relativo (V02 máx. relativo).

El consumo máximo de oxigeno corresponde a la mayor dosis de oxígeno que se puede tanto transportar como usar, en 1 minuto, el cuerpo humano. El consumo máximo de oxígeno relativo indica los mililitros que se pueden gastar por cada kilogramo de nuestro peso.

El test también mide el umbral anaeróbico. Indica el punto en el que nuestro cuerpo deja de ser capaz de neutralizar y reciclar el ácido láctico que procede de las células musculares. Cuando eso tiene lugar, el lactato se acumula en el tejido muscular y disminuye el rendimiento de forma muy drástica.

Beneficios de realizar una prueba de esfuerzo si eres ciclista

1. Ayuda a prevenir accidentes cardiovasculares

Gracias a la prueba de esfuerzo, un deportista tiene la oportunidad de evitar posibles riesgos coronarios. Mediante la ecografía del corazón y las arterias se pueden detectar arritmias y otros problemas que pueden desencadenar en una parada cardíaca.

2. Te ayuda a conocer tu estado físico real

Con una prueba de esfuerzo vas a conocer de forma real cuales son tus condiciones físicas. Aunque todo el mundo conocer de alguna forma cual es su estado físico, con la prueba física tendremos datos reales que nos ayudará a marcarnos nuestros objetivos de forma más precisa.

3. Te ayuda a marcar un límite

Tanto los aficionados como los profesionales deben tener constancia de cual es su umbral de esfuerzo. Conocer hasta dónde da de sí el corazón o cual es la máxima capacidad pulmonar nos indica el máximo de pulsaciones que podemos alcanzar y también nuestra capacidad de recuperarnos.

¿Cuando es el mejor momento para hacer la prueba de esfuerzo?

Si has estado cierto tiempo sin montar en bici, lo mejor es hacer una prueba de esfuerzo en el momento que vayas a volver a retomar este deporte.

Si practicas e ciclismo habitualmente, el momento ideal es cuando comienza la temporada. Los ciclistas de élite se hacen varias pruebas a lo largo del año. Un aficionado, sobre todo si tiene más de 35 años, una vez al año es lo ideal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *